De Pura Cepa, barra y mantel

DE PURA CEPA

c/Fuente del Berro 31. Barrio Salamanca. Metro Goya

No te gastarás más de… 20 euros si picas con unos vinos en la barra o 25-35 euros por una buena comida en las mesas de su salón

Plato estrella… En la barra los canapés, especialmente el de solomillito ibérico. De la carta de sala nos encantó el atún, el solomillo y el pulpo.


 

Barra y mantel, esa es la principal característica de este restaurante que en realidad son dos en uno. A un lado una taberna, en la versión más honrosa de la palabra, con una apetecible carta de vinos y de tapas y tostas; el lugar donde tomar la cerveza antes del baloncesto , donde cenar de picoteo si no tienes mucho tiempo y te apetece algo informal o donde tomar una buena copa después de currar ( sí, te acabas de cuenta que se puede decir afterwork en castellano) . Al otro, previo paso por la larga barra que suele estar poblada de gente- especialmente en los días de evento en el más que cercano Palacio de los Deportes-, un pequeño y sencillo salón donde sentarse a cenar con más tiempo y pretensiones.

img-20170530-wa0015.jpg

Hace años que somos visitantes habituales en todas sus versiones y teníamos ya ganas de contaros cosas sobre De Pura Cepa. Es el típico sitio que siempre tienes en tu cabeza cuando piensas donde tomar algo y al que nunca te cansas de ir.  Situado en la calle Fuente del Berro, a escasos minutos de la Plaza de Felipe II, y literalmente enfrente del Winzik Center, antes Barclaycard Center y para nosotros siempre el Palacio de Deportes. Lo conocerás fácilmente por su inconfundible fachada verde de madera, que nos recuerda a nuestro querido Clapton antes de su reforma, como no nos iba a gustar…

Os hablaremos primero de la parte más informal del restaurante, una buena barra como os decíamos al principio. Carta de vinos generosa y variada, y tapeo más que interesante. Os recomendamos no dejar de probar los canapés (especialmente el solomillito ibérico en sus diferentes acompañamientos), la ración de chistorrita con chimichurri (TOP absoluto) o las tiras de berenjena con miel y queso de cabra. Para algo menos contundente y más fresquito, para el día en que vas a tomar 7 cervezas más que a cenar vamos, la ración de nachos con guacamole casero, salsa de tomate y hommos nunca falla. Además, y sin querer que sirva para manchar nuestra imagen de gente seria y responsable os diremos que alguna copita de sobremesa o de medianoche nos hemos tomado y oiga, que las ponen muy bien. Variedad más que interesante de güisquis, ginebras, rones y demás destilados preparados con gusto y con la indispensable “tapa” de golosinas y/o frutos secos que un garito con un mínimo de conexión con el mundo real pone siempre. Si sois primerizos os recomendamos consultar antes de ir el calendario de eventos del Palacio, que lo mismo ” no se coge”.

Animados por la afición y el cariño que ya le teníamos, la pasada semana nos llevamos a la troupe familiar a comer en la zona de restaurante, que no obstante,habíamos visitado en dos o tres ocasiones previamente. Ésto de proponer restaurante para un evento es un arma de doble filo, por un lado te honra y te granjea felicitaciones en caso de gustar la elección; por otro , tus amigos y familiares mutan al instante en la versión amateur de Joan Roca, Chicote o Susi Díaz, cada plato que llega a la mesa es un examen de selectividad.

Por suerte esta vez, como casi siempre, todo hay que decirlo, acertamos de pleno, no podía ser de otra manera, en De Pura Cepa saltábamos con red.

Hay que decir que en los últimos tiempos la carta está evolucionando hacía platos más complejos y arriesgados, cosa que agradecemos y celebramos. La joven cocinera al mando de la nave tiene ganas de innovar y arriesgar y eso siempre es de agradecer. Pero no por ello faltan los platos más clásicos o populares, de hecho veréis en la carta que varias raciones y/o aperitivos conviven en la barra y en el salón.

Para esta ocasión tan especial nos decidimos por el menú degustación que proponen los fines de semana (mínimo dos personas) por 24 euros con, OJO, botella de vino y postre incluídos. Os adelantamos ya que es un chollo en cuanto a cantidad, calidad y precio. Juzguen ustedes mismos, estas fueron las viandas:

Tiras de berenjena con miel de caña y queso de cabra

Magníficas: crujientes, dulzonas y con el toque que refresca y aligera del queso de cabra. Uno de los platos insignia de la casa.

IMG-20170530-WA0003

Guacamole de manzana ácida con sardinas ahumadas y sus tostaditas

Un gratísimo descubrimiento de hace unos meses que ha subido como la espuma en mi lista de favoritos de De Pura Cepa. Guacamole untuoso, pan crujiente, ácidez en la manzana y la intensidad de la sardina mezclan a la perfección para un bocado fantástico.

IMG_20170530_220926_245

Croquetas variadas (tres por persona)

De jamón (del de verdad, no tendrás que buscarlo con el monóculo), de boletus y las de la casa, de manzana asada y queso azul. Especialmente buenas las dos primeras, algo faltas de intensidad las últimas; cremosas y sabrosas las tres.

Huevos “Pura cepa”

La típica combinación que no inventa nada pero que no puede fallar: huevo con la yema en su punto perfecto, patata tipo asada y cortada en grandes trozos, trocitos de solomillo de cerdo y pimiento y cebolla pochada. Se les suele quedar algo soso, advertimos a los amantes de las salmueras.

IMG-20170530-WA0006

Solomillitos de ibérico con crujiente de jamón y salmorejo / Atún con crema de almendras y puré de apio-nabo con wasabi

Sí sí, no hay que elegir, dos por uno, como en Alcampo. Los solomillitos son los que os comentábamos en la “zona barra”, una apuesta segura y sabrosa. Quizá algo seco, os recomendamos bañarlo en salmorejo.

El atún por su parte resulta una agradable sorpresa con su sabor intenso y dos sorprendentes acompañamientos.

IMG-20170530-WA0007

Bizcocho de zanahoria con cremoso de queso y helado de chicle

“Special guest” en toda regla, ya que el camarero nos advirtió que era un postre que estaban probando para incluir en un futuro en la carta. Si bien el bizcocho resultaba algo seco, el cremoso de queso que lo coronaba era simplemente delicioso y el helado era una auténtica magdalena de Proust, te transportaba inmediatamente al ultramarinos de la señora Benita.

IMG-20170530-WA0002

Como veis, un menú para acabar pidiendo la hora y que necesita un digestivo para soportar la tarde.

Queremos señalar que eligiendo este menú degustación, nos dejamos en el camino la carta, que tiene unas maneras fantásticas y que podéis consultar aquí. Más elegante y atrevida y con unos tamaños de ración más que considerables.

No me gustaría acabar sin hacer una pequeña mención a los camareros que atienen el restaurante. Gente joven pero con el oficio de la vieja escuela: atentos, rápidos, majos y con conocimiento de lo que se traen entre manos, ya sean vinos, raciones o gintonics.

Así es De Pura Cepa, nuestro multiusos favorito del barrio Salamanca, esperemos que os haya apetecido visitarlo.

Un abrazo y ¡salud!

Héctor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s