Especial cenas de navidad: La Casona

Cada Navidad, miles de tradiciones vuelven a aparecer de la nada: Poner el Belén, cantarse unos buenos villancicos, comprar los regalos, hacer 4 horas de cola en Doña Manolita para que no te toque nada, y una de nuestras favoritas: ¡La cena de Navidad!

De un tiempo a esta parte las cenas de navidad se han convertido en un verdadero ritual. Da igual que sean de la empresa, de amigos, del equipo… Lo normal es que en Diciembre te juntes con varias cenas en las cuales tu economía (y probablemente tu aparato digestivo) se verá duramente perjudicada.

Para ello desde Morrete Fino, y en conjunta colaboración con uno de los equipos más grandes que hayan visto los juegos deportivos municipales Marca, el mítico Unicaja de Botellines, decidimos documentar nuestra cena de navidad con el fin de proponeros un sitio top en lo que a relación Calidad-Cantidad-Precio se refiere. Ideal para cenas de este tipo: La Casona.

El menú comenzó con una tabla de quesos. Todo esto y hasta el final regado con sidra y cerveza, ya que la cena contaba con barra libre. El queso, muy rico acompañado de mermelada y foie gras, fue una gran apertura para todo lo que nos esperaba.

IMG_20151204_220034

Tras el vinieron un surtido de ibéricos: Jamón, chorizo, salchichón y cecina. Un plato que haría temblar los cimientos de la OMS, pero que no nos vamos a engañar, está buenísimo. El jamón, salchichón y chorizo son valores seguros en cualquier lugar de España. La cecina es más dura, un embutido que no te deja indiferente. Con un sabor que te retrotrae a la primera temporada de cuéntame, pero que a mí personalmente me gusta.

IMG_20151204_220529

Tras el baile de ibéricos, el camarero nos dijo que venían dos platos de verduras con lo que a algunos comensales, entre los cuales me incluyo, nos saltaron las alarmas. Luego nos aclaró que eran en tempura y nos alivió a todos. Además para nuestra sorpresa fue uno de los platos más ricos de la noche. Berenjena y calabacín en tempura con pimientitos en medio. Una delicia.

IMG_20151204_221808

Continuamos con unas croquetas. Ya que la navidad está lleno de clásicos pues qué más da añadir uno más. Cremosas, muy sabrosas y nada grasientas. Gustaron y cumplieron con su cometido de hacer cama a los diversos espirituosos que vendrían después.

IMG_20151204_223141

Para cerrar los entrantes llegaron a la mesa los gambones. Otro plato que no puede faltar en ninguna cena de navidad. Es cierto que probablemente no eran los que cene Carlos Slim, pero por los 21 euros que nos costó el menú, la calidad me parece más que correcta.

IMG_20151204_224813

Tras los entrantes nos dieron a elegir el principal: Entrecot, solomillo de cerdo o bacalao.

El entrecot estaba en la misma liga que las gambas. Un filete que no pisaría escenarios de Champions, pero que jugaría tranquilamente la Europa League. Acompañado con salsa chimichurri que le da potencia a cualquier cosa. En este caso mejoró el entrecot. Pero claro, un viejo problema del chimichurri, es que igual que te da sabor, te da la noche.

IMG_20151204_231940

El solomillo de cerdo no tuvimos la ocasión de probarlo, pero por lo que comentaron los que lo pidieron, estaba bastante rico. La verdad es que desde fuera el plato tenía buena pinta.

IMG_20151204_232322

El bacalao fue la opción para los que no querían carne. Suave de sabor pero muy bueno. Acompañado por una guarnición de patatas como todos los principales que nos trajeron. Lucena, amigo, compañero de esta aventura de Morrete Fino y fotógrafo de platos en más de dos y tres veces le puso un notable, así que aquí queda constancia de su veredicto.

IMG_20151204_232051

Para terminar nos trajeron postres y cafés. La tarta de helado de vainilla con chocolate y nata estaba increíble.

Después llegaron las copas (a 5€). Llegó la botella de anís La Castellana y los villancicos. Llegaron más copas. Más villancicos. Hasta que llegó la hora en que el camarero, el cual aguantó una turra importante, nos invitó, muy amablemente eso sí, a abandonar el bar y continuar la fiesta en otro sitio como así hicimos.

En resumen, si queréis celebrar una cena de navidad algo más informal, con un trato muy bueno y una relación calidad-precio difícilmente comparable, no dudéis en pedir mesa en La Casona.

 

 Petate

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s