Mi Kitxen: Multiculturalidad en tu plato

Hace unos viernes quedé con Luis, fiel escudero de Morrete Fino. El plan inicial era cocinar algo en casa y tomar unas copas. Dada mi nula capacidad de previsión eran las 21:00 y no había hecho la compra por lo que tuve que tirar de otra capacidad que tengo más desarrollada: liar a la gente.

Tras intentar llevarles a Streetxo (sin éxito), se dejaron convencer para ir a Tuk Tuk, un morrete de manual. Al llegar había gente hasta en las lámparas. Nos dijeron, por supuesto, que había que reservar, así que hubo cambio de planes. Bordeando los alrededores y en un giro del destino pasamos de mi desierta cocina a Mi Kitxen (Calle Hartzenbusch, 8, Madrid)

puerta
Puerta de entrada de Mi Kitxen( Foto de https://www.facebook.com/lakitxen)

Al entrar se notaba que era bastante nuevo, cosa que suplían de sobra con la atención del personal. Tras sentarnos y pedirnos unas cervezas empezamos a divagar sobre que tipo de comida nos ofrecía la carta. Aquello era la vuelta al mundo así que se nos hinchó la vena cosmopolita y nos liamos a pedir.

FullSizeRender[1](1)

Queríamos probar cositas así que nos decidimos por picotear un poco con los entrantes y finalizar con contundencia con 3 principales.

Para abrir boca pedimos: Yaki Gyoza, Hummus, Yakitori de pollo y kwek kwek.

Hummus
Hummus

El hummus fue el primero y nos sorprendió. Acompañado de pan de pita estaba realmente bueno. Vímos que no era un farol lo de meter tantos países distintos en la carta y las dudas estaban ya tan disipadas como la coca cola que se quedó en mi nevera.

FullSizeRender(2)
Yakitori de pollo

Después vino el Yakitori de pollo. Muy rico de sabor pero aquí vino un fallo muy recurrente en los restaurantes: las unidades fijas. Si somos 3 personas no me pongas 2 brochetas ¡hombre!. O pregúntame y cóbramela. Amistades de muchos años se han roto por no saber como partir una croqueta.

Yaki Gyoza
Yaki Gyoza

Las Yaki Gyoza, unas empanadillas japonesas a la plancha rellenas de carne picada acompañadas de salsa de soja. Correctas pero de los 4 entrantes, y aún estando bastante bien, fueron las perdedoras.

Kwek Kwek
Kwek Kwek

Y por último el sorprendente kwek kwek. Piruletas de huevitos de codorniz en tempura de colores. Muy jugosas y con unos colores que no nos dejaron indiferentes.

Tras devorar los entrantes y pedirnos otra caña (muy bien tirada por cierto) nos empezaron a servir los principales: Chicken tikka massala, Arroz chaufa y Picada de los cerros

FullSizeRender[2](2)

Abrieron con el arroz chaufa. Arroz peruano introducido por los chinos en el país, por lo que junta ambas tradiciones en una mezcla perfecta. Estaba en su punto y el toque de la lima remataba la faena.

Continuamos con la Picada de los Cerros,  un plato de carne a la plancha, chorizo y morcilla con patatas asadas y ají. ¿Conjunto de carnes? ¡Éxito asegurado!

FullSizeRender[3](2)

Para finalizar pedimos el tikka massala. Lo mejor de la noche. Un clásico plato indio de pollo con salsa que nos transportó a las calles de Nueva Delhi. Plato imprescindible si se visita Mi Kitxen.

Y con estó terminó nuestro viaje por el mundo.

El destino nos quiso llevar allí y la verdad es que no estuvo nada mal!

Le debemos una!

Petate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s