Triciclo en The Hat: La estrella de los tejados

IMG-20150610-WA0032

Tras nuestros anteriores periplos por los Morretes Calientes, el destino quiso darnos esta vez una cena de altura. Me explico:

En Morrete Fino llevamos ya un tiempo siendo fans de Triciclo e intentando ajustar nuestra economía y nuestras citas para conseguir el mejor día para ir. Pues bien, en nuestro trabajo de investigación para nuestra biblia de terrazas madrileñas, llegamos a parar a The Hat. Allí, mientras nos bebíamos unas cerves y hacíamos unas fotos, le preguntamos al camarero que para que eran las mesas que estaban puestas y nos dijo que ¡TODOS LOS MARTES DE VERANO TRICICLO DA UN MENÚ DE GUSTACIÓN ALLÍ! La boca se nos calentó de sobremanera y le dijimos que si podíamos cenar esa misma noche. Nos dijo que no(¡Qué esperábamos!), que había que reservar, así que así lo hicimos y el martes siguiente estábamos allí.

El sitio es espectacular. Una de las terrazas mas castizas de Madrid (aunque en ella abundan los guiris, ya que The Hat en un hostel), con unas vistas a los tejados mas clásicos de la ciudad.

IMG-20150610-WA0029

El menú cuesta 50€ con maridaje de vino y consiste en 5 platos y un postre. Las mesas se comparten y a una pareja de privilegiados les tocó cenar con nosotros ( con la euforia de los platos y el vino es posible que les diéramos la cena).

(También es posible que con la misma euforia se nos olvidara apuntar algún nombre, pero la descripción de los sabores es fiel a lo que sentimos comiéndolos)

El primer plato era una especie de rollito de primavera, pero relleno de cangrejo. Muy alejado del tradicional rollito típico que te trae el chinorris del barrio. Nada graso, crujiente y exquisito. Aquí empezábamos a ver lo que era la cena. El cocinero te comentaba el plato y te explicaba como comerlo. En este caso le poníamos salsa, lo envolvíamos con la hoja y para adentro. Una mezcla entre el rollito y la hoja que nos recordó al estilo de Streetxo. ¡Muy buen comienzo!

IMG-20150610-WA0036

Después nos trajeron un plato un poco más marítimo (mejillones, espuma de mar…). No es que yo sea muy fan del mejillón, ¡pero ojo!, con platos como estos la opinión va cambiando. La espuma le daba un toque de sabor y textura diferente a lo habitual y el caldito fue una sorpresa. Aquí empezó ya el pan a limpiar el fondo de los platos.

IMG-20150610-WA0016

Continuaron con más marisco. Carpaccio de gambas con camarones. La salsa de gambas era el sabor que dominaba el plato. ¡Que potencia!.La mezcla de sabores era increíble y los camarones secos le daba un punto de crujiente que nos encantó.

Con este plato dábamos por terminados los entrantes. El vino seguía corriendo y nuestra emoción por la comida crecía a la vez que el puntillo del vino. Estábamos gozando. La vida era para nosotros.

IMG-20150610-WA0018

Comenzaron lo que podríamos llamar platos principales con la merluza con guisantes y tirabeques. Perfecto de punto y con una salsa de cítricos que le daba un toque mas gamberro al plato. El caldito sufrió varias acometidas del pan otra vez y ya nos íbamos preparando para el plato final.

IMG-20150610-WA0021

Llegó el plato final. Magret de pato a la brasa con cus cus. Espectacular! no se puede decir nada mas. Perfectamente marcado y el punto idóneo. Del sabor ya ni hablamos porque era un escándalo. También la cantidad era buena, y uno de nuestros miedos, que era quedarnos con hambre, desapareció. Estábamos bien y nos quedaba rematar con el postre.

IMG-20150610-WA0013

El colofón fue tocino de cielo con mango y helado de leche de coco.

Muy bueno y digestivo, pero para nosotros un poco por debajo del nivelón  de la cena. Los sabores ácidos y dulces se mezclaban bien pero claro, viniendo de habernos comido el magret se nos quedó un poco por debajo. Siempre remarcando que era un postre rico.

IMG-20150610-WA0015

Como todo lo bueno llega a su fin , y aunque nosotros lo intentamos alargar todo lo que pudimos (mojitos, chupitos…) tuvimos que irnos. La sensación de euforia con la que nos fuimos ese martes a casa bien compensa el precio. El maridaje se nos dio demasiado bien y al día siguiente lo pagamos pero repetiría cada martes si en mi cuenta hubiese un cero mas.

Una cena sin duda para repetir, por la comida y el sitio. Si podéis en Julio no dejéis pasar la oportunidad!

Petate

Anuncios

4 comentarios en “Triciclo en The Hat: La estrella de los tejados

    1. Hola!Muchas gracias por tu comentario.
      Lo bonito de esto es que a cada uno nos transmite unas sensaciones distintas y es todo muy personal.
      Nos alegra que te guste nuestro blog, seguiremos el tuyo también.
      Un saludo.

      MorreteFino.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s