Guía Morretefino de terrazas madrileñas (2ª entrega)

Ha pasado una semana, el sol vuelve a brillar con fuerza tras unos días de zozobra y como prometimos, ya estamos de vuelta con la segunda entrega de nuestro particular TOP de las terrazas de Madrid.

Después de visitar dos de los puntos calientes de la ciudad en lo que a ocio y recreo se refiere (Lavapiés y Malasaña), esta semana no podemos olvidarnos de esa otra zona de Madrid que todos los guiris comentan cuando vienen: LA LATINA. La meca del tapeo, los pinchos, los vermús que duran 12 horas y , porque no decirlo, las cañas a 3,50. El nivel de masificación de la zona ha provocado unos precios elevados y una puja por un hueco en sus terrazas a la altura de la subasta de un Picasso. Así que vamos a intentar llevaros a cuatro lugares que, si bien no son descubrimientos nuestros ni sitios que se libren de las multitudes, creemos que pueden sumarse a las terrazas ya míticas de la zona.

Además en esta entrega, visitaremos una zona que no podía faltar en esta recopilación: el barrio de Conde Duque, del que somos muy admiradores como ya sabéis por las varias entradas que le hemos dedicado. Sin duda allí vamos a encontrar las plazas y terrazas más agradables y bonitas donde tomarse una caña con tranquilidad.

Así que dejémonos de preámbulos, que aquí arranca el segundo asalto del combate por ser la terraza más Morretefino de Madrid en esta Primavera-Verano 2015.

LA LATINA

El Viajero  Plaza de la Cebada 11

CAÑETEO / CON VISTAS / COPAS / ALERTA:POSIBLE POSTUREO

Para empezar a visitar el barrio, siempre está bien conocer algún clásico. Y es que este bar con azotea es posiblemente uno de los más famosos de La Latina desde hace años. Quede claro que no es barato (es caro, qué coño) y nunca ha sido un templo de la cocina, pero si eres capaz de esperar un ratito a que una mesa de la terraza se quede libre, podrás comprobar por ti mismo si merecen la pena esas vistas con la basílica de San Francisco el Grande al fondo.

El típico garito del que a veces se habla mal pero al que todos hemos querido y queremos ir de vez en cuando, para que engañarse.

el viajero (de su pagina el viajeromadrid.com)
Foto extraída de su web elviajero.com

The Hat Calle Imperial 9

CAÑETEO / COPAS / DE PRIMERA CITA / CON VISTAS / ALERTA:POSIBLE POSTUREO

Y de un clásico asentado del latineo a otra azotea que va camino de serlo a una velocidad imparable. Aclaremos primero que este hostel que alberga en su azotea un estupendo bar-terraza no está exactamente en lo que se conoce como La Latina, si no más bien a medio camino entre ésta y la Plaza Mayor, a 2 o 3 minutos de ambas andando.

Se trata del típico edificio del centro de Madrid que tiene dedicadas 4 plantas a un moderno y estilizado hostel  para turistas, en su mayoría jóvenes con ganas de pasarlo bien y estética hipsteriana. Coronando el edificio aguarda un rincón rodeado de tejados rojos, paredes de cal y cúpulas de iglesias que desde luego te transporta a años luz del mundanal ruido. Con pozo incluído, ojo. La decoración hará las delicias de los amantes de la tan de moda tendencia chic-rural-vintage (parece que leo el cosmopolitan, pero no, me lo acabo de sacar de la manga) con sus tronquitos de madera, sus sillas de metal envejecido etc. Además los precios son muy muy comedidos (3 euros una doble de cerveza) para lo que suelen ser otros sitios con la mitad de éxito que éste.

En fin, un rincón casi inigualable en Madrid, del que pronto tendréis más noticias frescas y suculentas en este blog. Atentos a las pantallas.

Taquería del Alamillo Plaza del Alamillo 8

COMER-CENAR / CAÑETEO

Como ya os aventurábamos en la introducción, no es todo en La Latina masificación, postureo y precios caros. Esta parte del centro histórico de Madrid esconde pequeñas plazas y rincones inesperados que te pueden deparar una experiencia más que recomendable. Uno de estos es la Plaza del Alamillo, minúscula plaza-ensanche de calle que nos encontramos detrás de la plaza de la Paja, a punto de llegar al viaducto de la calle Segovia.

En este amable y placidísimo rincón pone su terraza en verano el restaurante mejicano La Taquería del Alamillo, un restaurante  donde disfrutar de una amplia variedad de recetas tradicionales de nuestros cuates del otro lado del Atlántico en uno de los sitios más madrileños de Madrid. El sitio no es el más enrollado en cuanto a decoración y aspecto, pero si lo que quieres es comer sin tonterías buena comida mejicana y a por menos de 30 euros no dudes en visitarlo.

Una cena con tu pareja o tus amigos aquí será uno de los planes del verano madrieño.

la-taqueria-del-alamillo_ampliacion elle.es
Foto extraída de elle.es

El Madroño Plaza de la Puerta Cerrada 3

CAÑETEO / COMER-CENAR / VULGARIS

Y no podía faltar después de dos azoteas modernas y un mejicano, un restaurante tradicional madrileño, de los de toda la vida, en este recorrido por La Latina. Desde que tenemos uso de razón en lo que a hostelería se refiere nos ha gustado esta terracita situada en la Plaza de la Puerta Cerrada, al final de la mítica Cava Baja, en pleno Madrid de los Austrias.

Rebajar a la taberna El Madroño a la categoría de Morretis Vulgaris probablemente no le corresponde, pero es indudable que posee algunos de los atributos de estos bares: tradición, decoración que mira al pasado más que al futuro (aunque ojo a la colorida fachada que es animada y festiva) y carta con clásicos de la tierra. Sus ensaladas de ventresca y pimientos, los huevos con patatas y jamón, el rabo de toro o las croquetas dejan en buen lugar nuestro recetario del tapeo clásico.

En su terraza te encontrarás con turistas de todas las nacionalidades sumergiéndose en la La Latina Experience (poniéndose hasta el gaznate), pero quédate tranquilo y pídete algo, que no se trata del típico bar sacacuartos para los pobres guiris.

CONDE DUQUE-PLAZA ESPAÑA

Roll Calle Amaniel 23 (terraza en Plaza de las Comendadoras)

COMER-CENAR / CAÑETEO

Para iniciar nuestras recomendaciones por Conde Duque vamos a hacer parada en el amplio espacio de la Plaza de las Comendadoras (llamada así por el antiguo convento anexo a la misma). En la esquina de la plaza junto a la calle Amaniel despliega sus mesas y sillas el restaurante Roll que tiene el local cruzando la calle, para desgracia y estrés de los pobres camareros. Parapetada detrás de unos matorrales que hacen las veces de biombo, la terraza nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una amplia variedad de cervezas ( destacando la norteamericana Brooklyn a 4 euros) y de su carta basada en lo que parece auténtica cocina from USAmérica. Hay muchos platos que sorprenden y apetecen por no ser los típicos que vienen de esas latitudes, pero si al final decides caer en la omnipresente hamburguesa te advertimos que será una muy buena elección.

Para más gloria de la recomendación, los findes hacen un brunch para que te hagas el moderno y además tienes enfrente de la terraza el Federal Café, inmejorable sitio para completar tu comida con un café o un dulce.

La Cajita de Nori Calle del Limón 30 (terraza en Plaza de los Guardias de Corps)

CAÑETEO / COPAS / COMER-CENAR

Y a escasos metros de las Comendadoras se esconde esta otra plaza más pequeña y coqueta, un pequeño “parque” con aires a esas frondosas plazas del Sur: la de los Guardias de Corps.

Si sus características de tipo ” urbanístico ” no te seducen todavía , añádele algún atributo de carácter cultural para acabar de convencerte: enfrente está la fachada principal de lo que fuera antiguo Cuartel del Conde Duque, hoy centro cultural de referencia; además aquí está la única estatua (un pequeño busto) de la ilustre aunque quizá poco celebrada Clara Campoamor y, por último, a algún lector le sonará de novelas como Miau de Galdós o la más reciente El Corazón Helado de Almudena Grandes, de grato recuerdo para un servidor.

Pues bien amigos, además de todo esto la plaza alberga la terraza de dos bares en los meses cálidos. Sí, podréis tomar cañas, no ponerse nerviosos. Nosotros os recomendamos que eligáis las mesas de La Cajita de Nori, que tiene su local en la muy hostelera calle Limón, donde podréis degustar tapas de cocina casera hechas con mimo y buen gusto.

Foto extraída de tripadvisor.es

Tempo Club Calle del Duque de Osuna 8

COPAS / CAÑETEO

Y acercándonos hacia la vorágine de la Gran Vía y la Plaza de España encontramos el último reducto de calma y vegetación antes de adentrarnos en el territorio del cemento y el gentío. Se trata de la plaza de Cristina Martos, delimitada en uno de sus lados por la calle donde se encuentra el local y la terraza que nos ocupa: el Tempo Club.

Famoso por sus conciertos y sesiones de música funky, soul, afro etc; el local interior cuenta demás con una planta donde charlar un rato en sus sofás de decoración retro. Pero lo que nos ocupa es su terraza, y aunque no sea barata os aseguramos que tomarse aquí un cóctel de los muchos que preparan es un primer paso perfecto antes de empezar el asalto a la noche madrileña o después de disfrutar de una cenita en cualquier restaurante de los muchos de la zona.

Foto extraída de su web tempoclub.es

El Apartamento del nº 5 Calle Martín de los Heros 5

CAÑETEO / COPAS / COMER-CENAR / DE PRIMERA CITA

Nos vamos a alejar a una distancia mínima del barrio de Conde Duque porque esta recomendación merece la pena y porque enlaza perfectamente con la línea de sitios relajados-oasis-de-paz-en-pleno-centro que lleva el asunto.

Y vamos a ir a vivir la experiencia cinéfila por excelencia en la ciudad de Madrid. Y es que El Apartamento (en referencia a la mítica película de Billy Wilder por supuesto) se encuentra en la calle Martín de los Heros , famosa por albergar dos cines de V.O.S: Golem y Renoir Plaza de España, el paseo de la fama de Hollywood versión española (con estrellas para Almodóvar, Amenabar, Berlanga, Paco Rabal, Trueba…) y el fantástico café-librería 8 y 1/2 que es un auténtico homenaje a la historia de la pantalla grande.

Así que una terraza que está situada en semejante sitio, a 200 metros de la Plaza de España y en un tramo peatonal (¡ojo!) es un sitio de peregrinación. El bar al que pertenece (hay otras en los alrededores) es, empezando desde su fachada, uno de los más BONITOS (así, en mayúsculas) de Madrid, como descubriréis en este mismo blog en los próximos meses.

De momento nos vamos a quedar a sus puertas para tomar unas tostas, una tabla de quesos, unas croquetas o uno de sus sandwiches o hamburguesas homenaje a los nombres míticos de Hollywood: Jack Lemon, Cary Grant, Shirley Maclaine y Billy Wilder.

¡El plan perfecto para todo amante del cine!


¡Compañeros! Hasta aquí llega esta segunda parte del folletín veraniego que tiene en vela a todos los tragaldabas del Foro. Atentos a sus pantallas porque la cosa no acaba aquí, nos queda la traca final que te hará plantearte vender tu casa para vivir en una terraza.

Héctor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s