Taxi a Manhattan

“Dicen que cuando en Nueva York son las tres de la tarde, en Europa son las nueve de diez años antes”

En nuestro caso, llegamos pasadas las 10 de la noche. La noche era fría y las calles estaban encharcadas como muestra de haber caído una buena tormenta. Pese a ello, el ritmo de la ciudad no paraba, “es la ciudad que nunca duerme”.

IMG-20150417-WA0003Antes de llegar habíamos rellenado nuestro formulario para no inmigrantes como nos indicaron y, aun añadiendo que íbamos en calidad de turismo y disfrute, tuvimos que esperar una distendida cola.

En ese preciso momento nos pusimos a repasar el planning del viaje: los primeros días los dedicaríamos a recorrer todos los lugares recomendados por los amigos y luego seguiríamos nuestros instintos.

Lo primero que hicimos fue lanzarnos a la calle y apaciguar el hambre que traíamos después de 8 horas de vuelo. Para ello, tiramos de “finger food” saciando nuestro voraz apetito con unos Dumplings de gamba y, aunque suene extraño, unos huevos trufados con patatas paja y virutas de jamón. ¡Ay Nueva York! ¡cuántas sorpresas nos tenías guardadas!

IMG-20150417-WA0000Continuamos nuestro viaje por el barrio del Soho, ubicado al oeste del downtown de Manhattan. Atraídos por sus contrastes, visitamos desde la famosa fábrica Singer hasta la tienda Tiffany´s; recorriéndonos las calles de arriba abajo, dejando para el final Broadway, con sus elegantes lugares de entretenimiento nocturno. ¡Una pasada!

Aquí nos detuvimos a comer un Steak Tartar de solomillo de buey con encurtidos acompañado de una salsa muy muy picante, que le daba un toque especial; y unos dados de buey con patatas, queso gorgonzola y miel trufada. ¡Espectacular!

IMG-20150417-WA0005El segundo día visitamos Brooklyn, un imprescindible en cualquier guía de viajes de Nueva York. Cruzar a pie el puente garantiza las mejores vistas de la ciudad porque no se ve sólo una bonita panorámica del skyline de la ciudad, sino también la Estatua de la Libertad y el puente de Manhattan. Las vistas por las noches son espectaculares y muy románticas.

Dejándonos perder por sus calles y contemplando el arte urbano, sus olores y sabores volvieron a captar nuestra atención. En este caso entramos en el típico restaurante americano, donde hubiese sido un pecado no comer una hamburguesa. Esta vez, una de carne de cebón con pan a la cerveza. Otra de las elecciones fue presa ibérica a la brasa, marinada en teriyaki y naranja con confitura de piña y cobertura de queso ahumado.

IMG-20150417-WA0002Brooklyn quizás fue el barrio donde más nos costó elegir la comida, ya que su oferta de carnes al carbón era muy buena.

En nuestro último día visitamos la zona de Nolita, como se conoce coloquialmente al norte del famoso Little Italy, zona que llama la atención por sus bocas de riego de bomberos con la bandera de Italia.

Y aunque nos recorrimos el barrio entero impregnados por sus leyendas mafiosas hasta Lafayette Street, no vimos ningún sitio para comer que nos llamase la atención.

Por esta razón, y porque el tiempo se nos acababa e íbamos cortos de equipaje, decidimos darnos una vuelta por Chinatown, con sus tiendas de recuerdos (y falsificaciones), pescaderías y fruterías con un género muy exótico.

Aunque gastronómicamente nos gusta innovar y las tres cositas que vimos tenían buena pinta, decidimos no comer nada esta vez.

Para acabar nuestro viaje no podía faltar darnos una vuelta por Central Park, perdernos por sus explanadas de césped, sus lagos y contemplar el atardecer en Strawberry Fields, donde se encuentra el edificio Dakota donde vivió y murió John Lenon.

Con esta nostalgia y para cerrar el viaje como dios manda, nos decidimos por tomar un dulce en un puestecito próximo. En este caso fue un coulant de chocolate, aunque erramos con nuestra elección entre tanta cosa tan rica.

IMG-20150417-WA0001¡NO MORRETINES, NO! Nunca hemos estado en Nueva York y no será por falta de ganas.

Os hablamos de Taxi a Manhattan, un restaurante situado en la zona de Azca de Madrid y con una amplia oferta gastronómica, donde sus platos recorren los barrios que os hemos contado en un ambiente acogedor y novedoso, destacando la originalidad y el sabor.

Si queréis disfrutar un poquito de esa maravillosa ciudad y no conocerla sólo por las series, películas y callejeros viajeros, os recomendamos que visitéis Taxi a Manhattan. ¡Pasaréis una velada muy acogedora!

IMG-20150417-WA0004

Un saludo y buen Morrete.

Ayuso

Anuncios

Un comentario en “Taxi a Manhattan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s