El inesperado resurgimiento de los mercados de abastos

Que las modas van y vienen y que cosas que hace dos días eran menos “cool” que jugar al tute, mañana pueden ser una señal de modernidad y vanguardia, lo sabemos todos. Pero no por ello dejan de sorprendernos. En los últimos tiempos (y aún hoy) los tradicionales mercados de abastos de nuestras ciudades se habían quedado medio vacíos de puestos y clientes  y únicamente sobrevivían por las compras de los cuatro románticos cocineros y/o cocinillas amantes de seleccionar la materia prima con mimo y por las generaciones veteranas de amas y amos de casa. Los cada vez más abundantes Carrefour, Alcampo, Mercadona etc. les han comido la tostada en el terreno de la prisa y el estrés: ya no nos da tiempo a pararnos a hablar de lo jugosa que tiene hoy la ternera el carnicero, a elegir una verdura de temporada ni a preguntarle al pescadero cómo viene hoy la merluza de A Coruña. Existen excepciones, como el mercado de los Mostenses (ojito al bar “chifa” que hay dentro, que a nosotros nos encanta), donde los vecinos inmigrantes mantienen la actividad a pleno rendimiento, pero son muy puntuales. No nos pongamos románticos, es lo que hay, esta sociedad mercantilista cada vez nos roba más tiempo para asuntos laborales y comer tenemos que comer, así que compra rápida en el súper y a cocinar en 10 minutos. A un servidor le encanta pasarse una mañana en el mercado de Ventas echando un ojo y comprando víveres, pero ¿cuándo sacas dos horas para ir? El caso es que en los últimos años estamos viviendo en Madrid una vuelta a estos lugares llenos de bullicio y color, pero con truco: la gente va más a tomar unas cañas que a comprar filetes, pero bueno, la gente vuelve la vista hacia los mercados y lo mismo de paso hace la compra allí. Dentro de este resurgimiento tenemos que hacer una clasificación que nos ayude a entender el fenómeno: 1.- Mercados tipo “gourmet”: véase el de San Miguel, el de San Antón o el de San Ildefonso, de más reciente apertura. Templos del tapeo y los “pintxos” donde lo que prima es la parte hostelera sobre la de mercado. Puestos de carne, fruta y pescado hay, pero para el turista y el que tiene una nómina fuerte, porque la señora de 75 años que hacía allí la comprita toda la vida está jodida. El asunto da para debate y para tener diferentes posturas, y ahí os lo dejamos, pero desde el punto de vista gastronómico son lugares que merecen una visita. 2.- Mercados periódicos al aire libre, donde comprar directamente materias primas a los productores. Son buenos ejemplos son el aquí reseñado mercado de la cámara agraria que se celebra el primer finde de cada mes o el mercado de productores que se celebra el último de cada mes en Matadero Madrid. 3.-En este último estilo de renovación de mercado tradicional se incluye el que vamos a visitar en esta entrada, el Mercado de San Fernando, entre Embajadores y Lavapiés. Se trata de mercados que se han renovado para no cerrar, adaptándose a los nuevos tiempos pero conservando el espíritu de barrio y cercanía de los antiguos, sin perder la identidad. De esta vuelta a los orígenes han hecho su bandera, y es ésto lo que les permite ser una referencia en la ciudad. Hay que añadir que esta reinvención es mérito de los vecinos y los comerciantes y no de Ayuntamiento e instituciones, que sin duda apuntan a otro modelo de ciudad. PicsArt_1427790340859 Desde 2013, el mercado de San Fernando vive esta nueva época dorada y en un par de visitas (la última hace unas pocas semanas) lo hemos constatado. La oferta de los puestos es amplia, diversa y muy estimulante: los obligados de carnes, pescados, frutas etc; tiendas de “delicatessen” o comida epecializada de diferentes regiones, bodegas y una estupenda tienda especializada en cerveza, comida preparada, ¡¡¡¡dos librerías!!!!,  tiendas de regalos, de arreglos…Y como no, una oferta hostelera que pone en guardia a los tragaldabas de este blog.  Si a todo ésto le añadimos los conciertos/actividades a la hora del vermú que hay en la plaza central los findes y el gran ambiente que transmiten sus clientes y visitantes , ya te estarás dando cuenta que es pecado mortal no visitarlo si te quedas por Madrid en esta santa semana de vacaciones que nos espera. En nuestras dos visitas hemos probado dos modos diferentes de comer en el mercado: el primero es ir recorriendo los puestos (no solo de bares, también panaderías, charcuterías, bodegas…) , coger lo mejor de cada uno, juntarnos en una mesa y compartir el banquete. El otro modo es el más clásico de disfrutar de la comida en uno de los cuatro bares/restaurantes que tiene el mercado. El elegido la última vez fue el BOND 40 situado en la plaza central del mercado y en cuya larga barra no cabía un alfiler. Bond 40 nos ofrece una carta llena de pinchos, maravillas del mar ( langostinos, ostras, navajas…) y donde no faltan las clásicas tapas del Foro: croquetas, albóndigas, bravas… Además tienen una estupenda vitrina donde brillan como pequeños tesoros los direrentes “guisos” y sugerencias del día. IMG-20150214-WA0025 Nosotros os relatamos lo que comimos y luego ya vosotros pedís lo que os guste, pero vamos,que muy mal se os tiene que dar para no acabar más que satisfechos. Nuestras recomendaciones, en orden de éxito son: los saquitos tailandeses ( sí, también tienen platos de inspiración internacional), las albóndigas con patatas, los nachos con guacamole y para cerrar el que fue nuestro menú, el hummus y una lasaña vegetal que no siempre está en carta. PicsArt_1427790022842   Todo riquísmo insistimos y en ese ambiente de camaradería, bullicio y música aún más rico si cabe. Además el precio como ya os imaginabais es otro punto a favor: todo esta comida más un par de vinos y/o vermús por menos de 15 euros por cabeza. En fin… que le entran ganas a uno de renunciar a su puesto de costalero de La Macarena para quedarse todo el finde en Lavapiés. Esperamos que aunque no sea esta Semana Santa os dejéis caer algún día por este estupendo mercado y que esta entrada nos haga reflexionar un poco y pensar que es posible otro tipo de ciudad y otro tipo de barrios en éste, nuestro querido Madrid. ¡Salud!

Héctor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s