ENE 50, el Retiro más actual

Si hace unas semanas os mostrábamos en nuestra primera “morruta” la oferta más tradicional y de mercado en el barrio de Retiro-Ibiza, hoy os traemos un nuevo descubrimiento, ENE 50, que aporta un toque más actual en cuanto a estilo y propuesta gastronómica.

Y con actual no queremos decir que sea necesariamente mejor. El nivel de las decenas de tabernas del barrio es bastante alto, mucho te tienes que equivocar para meterte en uno al azar y no cenar bien. Pero no es menos cierto que CASI todos tienen un público más bien alejado de la veintena-treintena y que su tipo de cocina es, como decíamos antes, de mercado y producto (bastante bueno por cierto).

Así que si ENE 50 no les gana por calidad y nivel gastronómico, sí les puede ganar más de una batalla por ofrecer un ambiente más joven (la decoración es bastante agradable, destacando la mesa para compartir que domina el centro del pequeño local) y unas propuestas al hilo de las modas ( sushi, tartares, hummus, nachos con guacamole, pizzas son la base de su carta, como la de tantos restaurantes últimamente). Súmale la opción de luego tomarte una copita de lo más internacional y ” glamourosa” , ya que su carta de bebidas alcohólicas es larga e ilustre.

IMG-20150104-WA0001   IMG-20150214-WA0018

Y no hay que olvidar que una gran parte del público de esta calle son usuarios del cine Renoir Retiro (cine de cabecera de este blog, por su cercanía y por ofrecer V.O.S),  y este bar es perfecto para picar algo rápido y salir pitando, ya que está a escasos 50 metros del cine  y en su misma calle.

Como pega, habría que poner que el ambiente es quizá un poco demasiado ” me encanto a mí mismo” para nuestro gusto. La sencillez es uno de los valores de este blog, y en alguna de los tres visitas que hemos hecho confirmamos la escasez de ésta entre sus gentes. Pero bueno, nuestro público es soberano y sabrá decidir si merece la pena este pequeño inconveniente. Además, no todo el mundo que para por allí es así, claro está.

Para que el artículo no nos quede demasiado difuso , vamos a relataros como fueron alguna de nuestras visitas. Hemos estado picando algo antes del cine, tomando algo después del cine y cenando tranquilamente, así que ya tenemos una opinión bastante formada. Además, parece un sitio bastante adecuado para merendar (como se está perdiendo merendar, que pena de mundo estamos creando…) y en su carta te lo proponen de manera bastante apetecible.

Ésta es la carta normal, por la otra parte está llena de propuestas para el café y las meriendas
Ésta es la carta normal, por la otra parte está llena de propuestas para el café y las meriendas

Pero bueno, vamos con la crónica de la cena que nos despistamos.

La cosa fue del siguiente modo: de entrante una ensaladilla rusa de ventresca y gambas que está de chupar hasta el tenedor. La mahonesa es una delicia y el trocito de ventresca que acompaña no desmerece. De segundos, pizza de jamón, rúcula y tomate natural, y tartar de salmón y aguacate. Hay que aclarar antes de seguir, que como veis la mayoría de los platos son fríos, y eso se debe a que la cocina es más pequeña que la de los minipisos de ZP, y solo dispone de un horno para las pizzas, el resto son preparaciones en frío que salen volando en cuanto las pides. Para que quede clarinete, aquí un arroz con liebre no te lo comes.

IMG-20150104-WA0003

Los segundos, decía, tampoco estuvieron nada mal. El tartar de salmón es una de mis debilidades y en este caso tenía un punto de picante bastante ajustado y una textura perfecta. Además venía con unas algas que le daban un toque marino muy sorprendente. La pizza , si bien algo más floja, era lo que se podía esperar de ella: rara vez el jamón, la rúcula y el tomate no acaban haciendo buenas migas. Aunque el jamón es muy mejorable, pero claro, con los precios medios que se manejan tampoco puedes pedir un joselito cortado a cuchillo.   Y es que por 20 euros por cabeza tocamos a lo ya reseñado más dos o tres copitas de vino por cabeza (ojo al Verdejo Frizzante que se puede pedir por copas) y el postre, que fue un pedazito de tarta de queso Idiazábal con fresas muy rica por el queso, aunque con un toque de coco que no nos convenció en exceso.

IMG-20150214-WA0016

IMG-20150214-WA0033

No quiero terminar sin insistir en el tema del trato y la amabilidad por parte de los camareros. Son atentos, rápidos, educados y muy agradables. Gente joven que sabe hacer su trabajo y no te perdona la vida cada vez que les necesitas. Aunque parecen cosas a priori poco reseñables en un camarero , los tiempos las han convertido en algo muy a tener cuenta.

Así que ya sabéis, en el caso de que:

a) quieras picar algo rico antes o después del cine,

b) quieras llevar a comer sushi a tu nueva conquista y poner los cimientos para una noche memorable,

c) estés por la zona y te apetezca tomarte un gin tonic que te haga sentir como Miguel Boyer,

d) quieras merendar como lo hacen las señoras del barrio Salamanca pero en un sitio más de tu estilo,

ENE 50 parece un sitio adecuado para ti.

¡Un saludo y buena semana!

Héctor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s