Solteros vs Casados: La unión entre los Morreters y la familia Botín

Seguro que nuestros lectores ya están dándole vueltas a la cabeza buscando un nexo entre La Elipa y Santander:

– ¡Pero si vosotros entráis a un banco y suenan las alarmas!

– ¿También evadirán impuestos esta gente? ¡Pero si son unos muertos de hambre!

– Será que tienen el mismo nivel de inglés…

– O lo mismo también son fans del pilotucho ese de Oviedo,,,

Pues no, no habéis dado una (o casi ninguna, you know). Si algo nos une con los Botín es ¡nuestro amor por Suiza!

– ¿Suiza? ¡Pero si lo más cerca que habéis estado de la montaña ha sido en Navacerrada!

Bueno, vayamos paso por paso.

Allá por el mes de noviembre estrenamos esta sección de solteros vs casados jugando el primer partido del año, pero desde entonces no habíamos vuelto a publicar ningún artículo del estilo.

– ¿Qué pasa? ¿No habéis cocinado desde entonces? ¿O es que habéis tirado de mami y sus fiambreras (sí, a los tuppers se les llamaba antes fiambreras por si no os acordabais)?

Pues sí; algún que otro día habíamos cocinado algo, pero nada que fuese digno de tener un post en este nuestro blog. Pero esto cambió a finales del pasado mes de enero. Los solteros y los casados nos juntamos para disfrutar de una nueva velada, pero esta vez de fútbol europeo: ¡un duelo de Champions!

Días antes se establecieron las reglas del encuentro: que cada equipo se encargue de lo que sabe. Para los casados, la comida; y los solteros, que traigan la bebida. Dejando las cosas claras desde el principio.

Ya en los prolegómenos del partido, mientras calentaban, se empezaba a intuir que los dos equipos juegan con estilos de fútbol antagónicos. Por un lado, los casados empezaron a preparar los ingredientes del plato principal con una precisión y una organización digna de la mejor Alemania de Beckenbauer:

PicsArt_1423692654795

Mientras, los solteros se dedicaron a meter la bebida en el frigorífico y a tomarse unas Mahous para hacer base para lo que venía después. Este equipo no es de entrenar, sino que ya viene caliente de casa, como hacía Romario.

2015-01-17 15.09.32

A la hora señalada dio comienzo el partido. Por un lado, el equipo de los casados presentó un once con una columna vertebral formada por jugadores de origen helvético pero con algún invitado estrella, al amparo de la Ley Bosman.

El pilar del equipo iba a ser la raclette. Para los que no hayan escuchado nunca este término, al igual que el que escribe, la raclette es un plato tradicional suizo en el que se derrite queso acercándolo a una parrilla eléctrica que recibe el mismo nombre que el plato. El queso se suele servir con patatas cocidas, embutidos y pepinillos.

El equipo de los casados están casados, valga la redundancia, pero todavía conservan recuerdos de esa época en la que les gustaba el fútbol. Es por ello que saben que los suizos son muy buenos en muchas cosas, pero no en el fútbol. Un equipo 100% suizo iba a ser arrollado a las primeras de cambio. Así, a la base suiza (queso y patatas cocidas) decidieron añadirles unos fichajes nacionales, que de fútbol sabemos un rato. En concreto ficharon a, atención: El champiñón (un Arbeloa de la vida que no aporta mucho sabor al juego pero siempre cumple), el lacón (lo mejor que se ha visto por las tierras gallegas desde el Superdepor), la salchicha casera (que había sido cedida para formarse en las tierra de Merkel, pero ha vuelto con las pilas puestas) y la butifarra (desde la misma Masía y sin hormonas del crecimiento ni nada). 1-0 para el equipo local nada más empezar. Y bien merecido.

DSC_0085

Los solteros vieron pronto que aquello no era La Liga y que en Europa no bastaba con jugar con unas Mahous. Es así como, ante los ojos atónitos de los casados, uno a uno fueron saliendo los nuevos fichajes del equipo de los solteros. De lo mejorcito del fútbol europeo:

DSC_0119

  • Grevensteiner: lager alemana
  • Akdamm: pilsen de la Alsacia alemana
  • Ambar Caesar Augusta: cerveza de trigo de Zaragoza
  • HofBräun Münchner Weisse: cerveza de trigo de Baviera.
  • Staropramen: pilsner de Praga
  • Delirium Tremens: ale belga
  • Weltenburger Kloster Anno 1050: lager alemana

No hay que hablar más. 1-1 en el marcador y todo el partido por delante.

Tras el arranque arrollador, el partido se fue desarrollando sin apenas pausas ni jugadas violentas. Un auténtico correcalles. Los ataques se alternaban casi sin dar pausa al espectador para reponerse y el juego iba ganando fluidez a medida que las cervezas hacían efecto en ambos equipos.

La raclette fue un auténtico descubrimiento para un servidor, eso de ir cocinando tu propia comida en el momento, derretir el queso, mezclarlo con la patata, el embutido,.. Todo superfluido. Una delicia que dejaba hipnotizados a los espectadores con su tiki taka.

PicsArt_1423761366641

A los ataques de los casados respondían de la misma manera los solteros. Las cervezas fueron cayendo una a una mientras íbamos comparando sabores y aromas y apreciando los diferentes matices del juego. Los casados no pudieron reprimirse y acabaron cayendo en el embriagador efecto de la soltería…

PicsArt_1423760839670

Y así se llegó el final del partido con tablas en el marcador para dar paso a la prórroga. Los casados volvieron a salir arrolladores, cual Niño Torres, y volvieron a ponerse por delante (2-1) merced a una gran fondue de chocolate con nubes, plátano y naranja como guarnición y, atención, unas chocolatinas de Peta Zetas. ¡Gran golpe de efecto!

PicsArt_1423762236903

El partido se iba aproximando a su fin mientras se presumía la victoria de los casados; pero hasta el rabo todo es toro y si no que se lo digan a los atléticos que estuvieron en Lisboa el año pasado 😛 En el último momento y sin apenas fuerzas ni capacidad para vocalizar, el equipo de los solteros dio salida a un último revulsivo: la budweiser checa NEGRA.

Foto cortesía de: https://observatoriocervecero.files.wordpress.com Que ya no estábamos para fotos…
Foto cortesía de: https://observatoriocervecero.files.wordpress.com Que ya no estábamos para fotos…

El equipo de los casados se encontraba cansado de todo el esfuerzo acumulado y no pudo evitar el 2-2 en el marcador. Pitido final. Abrazos, intercambio de camisetas, exaltación de la amistad… Gran final para un gran partido.

DSC_0112

Un bratzo y hasta el siguiente Solteros vs Casados


Lucena

 

Anuncios

Un comentario en “Solteros vs Casados: La unión entre los Morreters y la familia Botín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s