Hoy no me pongo el delantal: Shukran Express

Inauguramos nuestra cita semanal con los Viernes AQUÍ Y AHORA con la primera edición de “ Hoy no me pongo el delantal”, nuestra versión casera de comer a la carta, en la que exploraremos las opciones que tiene un sujeto medio en Madrid de comer decentemente sin pisar la cocina.

DSC_0023

El proovedor en esta ocasión va a ser una de las sucursales “ Express” (que se encuentran en expansión por Malasaña y otros barrios céntricos) del restaurante libanés Shukran (con sedes en la Casa Árabe y en San Chinarro) situada frente a la plaza de toros de Ventas. Disponen de servicio a domicilio para varios barrios – consultar con el propio restaurante o a través de La Nevera Roja– y de servicio take away.
Ya visitado por nosotros anteriormente, Shukran Express ofrece platos de cocina árabe-libanesa en una relación sabor-precio más que aceptable. Todo ésto dicho desde una relativa ignorancia en lo que a gastronomía libanesa se refiere claro, no queremos reclamaciones por el colectivo libanés en Madrid, gracias. Pero desde la autoridad que nos confiere nuestro espíritu de llevarnos todo lo que pillamos a la boca y nuestras varias visitas al mítico Habibi de Lavapiés, este sitio es una opción si quieres comer algo de inspiración árabe a domicilio o en el mismo local.

Así que, hechas las presentaciones, pasemos a dar cuenta de lo importante, que son las viandas.

DSC_0010
Para esta ocasión elegimos una pizza libanesa de pollo, falafel, hommos y kebbe. Dejamos de lado otras opciones muy interesantes que ya conocíamos y también podemos recomendar como son las conocidas empanadillas libanesas (fatayer o sambusa), sus ensaladas mediterráneas fatoush o tabbouleh o sus platos con bejerenjena como la musaka o el mutabal, una suerte de puré de berenjena.
Pero centrándonos en los protagonistas de la noche, hemos de decir que la pizza libanesa de pollo ( una masa esponjosa pero demasiado común cubierta abundantemente de pollo desmigado con un gran sabor a especias y limón)es más que aceptable para rematar unos entrantes en el que, el hommos es la estrella:con una textura cercana a un helado ( para mí, lo que hace la diferencia),un sabor intenso a ese amigo de la clase media española que es el garbanzo y el chorrito de aceite de oliva para rematar, no puedes dejar de destrozar esas casi perfectas esferas con todas las clases de pan que encuentres. Por lo demás, el kebbe (unas bolitas rellenas de carne picada) también pasa el examen de Morretefino; examen que le cuesta más a esas croquetas vegetales (falafel) que piden a gritos algún tipo de salsa, líquido o semisólido en su interior. Pero no sabe uno si es culpa del sitio o del concepto, ya que no es la primera vez que se me tuercen estas inofensivas croquetillas árabes.

 

dffsadsd

Así que nada amigo, si estás en uno de esos días en que te debates entre llamar al chino de rollitos- arroz tres delicias-salsa agridulce-pan chino de regalo o comerte una pizza barbacoa familiar y soñar con dragones, valora por un momento que probar algo nuevo llamando a Shukran puede ser la opción más sensata y gourmet. Siempre, en caso de duda: Morretefino.

Héctor

 

Anuncios

Un comentario en “Hoy no me pongo el delantal: Shukran Express

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s